Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul
Manfer y Fanjul

Empresas y autónomos

El seguro de Responsabilidad Civil (RC) da cobertura a los posibles daños materiales y/o personales que una persona física o jurídica, por acción, omisión o negligencia pueda causar, de forma real o presunta a un tercero.

Objeto del seguro: Trasladar a la Compañía de seguros el coste de defensa y en su caso, de la cantidad a la que se condene al profesional por cualquier demanda de la que sea objeto, relacionada con un daño real o presunto sufrido por un tercero.

Garantías Contratables: Garantía básica o Explotación: se garantiza los gastos de defensa e indemnización por cualquier daño real o presunto realizado a un tercero.

Garantía Patronal: cubre la responsabilidad imputable a una empresa o patrono respecto de una accidente de trabajo de su personal o de personal de otras empresas subcontratadas que estén bajo su ámbito de actuación, por acciones u omisiones del propio patrono o del personal delegado por él.

Garantía Productos o Servicios: cubre las reclamaciones por los trabajos realizados o servicios prestados, si los daños se producen después de su terminación o prestación. En algunas actividades, existen garantías opcionales específicas, que serán explicadas en cada caso.

Fraquicias: Es la cantidad de dinero que en caso de siniestro por daños materiales siempre estará a cargo del asegurado. El sentido de su existencia es doble:

  • Evitar a la compañía la repetición de siniestros pequeños que no afectan realmente a la economía del asegurado pero que si tienen un coste fijo de tramitación.
  • Concienciar al asegurado sobre la necesidad de adoptar las mínimas medidas de precaución para evitar los siniestros.

Funcionamiento de la póliza: Las pólizas de responsabilidad civil se contratan fundamentalmente sobre el volumen de facturación estimado de la empresa, aunque en ocasiones puede haber otros criterios, como número de empleados, etc..

En estas pólizas se establece que terminada la anualidad, el asegurado deberá comunicar a la compañía el volumen realmente realizado con el fin, si procede, de regularizar la prima.

En caso de no proceder a dicha regularización, sobre todo si no se hace en varios años, el asegurado se podrá encontrar en infraseguro, de tal forma que en caso de siniestro, la indemnización que sea debida por la compañía, sea minorada en la parte proporcional.